Watch videos with subtitles in your language, upload your videos, create your own subtitles! Click here to learn more on "how to Dotsub"

Social Pathology-The Zeitgeist Movement

0 (0 Likes / 0 Dislikes)
He titulado esto "Patología Social". He decidido usar la metáfora de "enfermedad" para describir el actual estado de los asuntos sociales y las corrientes que presagia y perpetúa. Inicialmente fui introducido a esta idea -de relacionar la condición social a un estado celular-, por un hombre llamado John McMurtry, quien escribió un libro titulado "The Cancer Stage of Capitalism". El razonamiento es bastante sencillo: así como los seres humanos tienen que lidiar con patógenos invadiendo y dañando sus sistemas vitales, también lo tiene que hacer el sistema social que todos compartimos. Por supuesto, estas enfermedades sociales no son generadas por formas físicas de gérmenes o similares, sino que se originan en una forma de presupuestos principios de preferencia; unidades culturales (memes) que se transfieren de uno a otro basándose en valores, y por lo tanto, en sistemas de creencias. Estas unidades culturales (memes), o patrones de perspectiva y comportamiento, son lo que eventualmente resulta de o compone a las manifestaciones culturales a nuestro alrededor, como las ideas de democracia, republicanos, demócratas, el sueño americano, etc. En el capítulo uno examineramos los síntomas, y por lo tanto diagnosticaremos la fase de la enfermedad en la que nos encontramos. Posteriormente, en el capítulo dos estableceremos un pronóstico, es decir, qué podemos esperar del futuro si continúan los patrones patogénicos actuales. Y finalmente, en el capítulo tres, discutiremos el tratamiento para nuestro estado actual de enfermedad. Aquí es donde el concepto de una economía basada en recursos será inicialmente examinado. Sin embargo, como una introducción a esto, primero describiré lo que yo llamo la "prisión invisible". Esto es, el sistema de retroalimentación intelectual cerrado que consistentemente enlentece o incluso detiene que conceptos innovadores y modificadores de la sociedad rindan frutos. Detiene el progreso. Dejad que me explique. El orden social, como lo conocemos, es creado a partir de ideas, ya sea directamente o como una consecuencia sistémica. En otras palabras, alguien en algún lugar hizo algo que generó un interés de grupo, que entonces dio lugar a la implementación de un componente social específico, ya sea en una forma física, filosófica o ambas. Una vez que un conjunto de ideas es aceptado por un grupo de personas suficientemente grande, se convierte en una institución. Y una vez que la institución se torna dominante, mientras exista durante un cierto período de tiempo, esa institución puede entonces ser considerada un sistema. Los sistemas institucionales son simplemente tradiciones sociales que dan la ilusión de ser permanentes. A su vez, entre más se establezcan estos sistemas, mayor influencia cultural tendrán sobre nosotros, incluyendo nuestros valores y, por lo tanto, nuestras identidades y perspectivas. No es una exageración decir que las instituciones establecidas gobernando el entorno de una persona, no son más que una plataforma de condicionamiento para programar, por decir de alguna manera, a esa persona con el conjunto específico de valores requeridos para mantener el sistema establecido. Así pues, a esto lo llamaremos "programa de valores establecido". He encontrado que la analogía con programación computacional es una excelente manera de formular este punto. Mientras que siempre hay un debate respecto a los efectos del ambiente en la genética, es muy fácil entender, en el contexto de los valores, es decir, aquello que tu piensas que es importante y lo que no, que la información influye y el entorno nos condiciona. No os equivoquéis, todo concepto intelectual que cada uno encuentre meritorio, es el resultado de la influencia de la información cultural, de una u otra manera. El ambiente es un proceso de programación que se auto-perpetua, y tal como diseñar un programa de software para tu computadora, cada ser humano es, voluntaria e involuntariamente, programado a la manera de ver de su mundo. Para continuar con la analogía, el cerebro humano es una pieza de hardware y el ambiente a tu entorno constituye el equipo de programación que crea los valores y las perspectivas. Cada palabra que conoces te ha sido enseñada de una manera u otra, y así, cada concepto y creencia que tienes es el resultado de esta misma influencia. Una vez Jacque Fresco me preguntó: "¿Cuánto de ti eres tú?" La respuesta, por supuesto, es una paradoja, porque, o nada soy yo, o todo soy yo, cuando se refiere a la información que entiendo y sobre la que actúo. La información es un proceso serial, es decir, que la única manera para que a un ser humano le surja una idea, es a través de la captación de información independiente que permite que esa idea sea realizada. Parecemos estar culturalmente programados desde que venimos a este mundo hasta que morimos. No voy a insistir en esto. Sin embargo, consecuentemente, los atributos culturales que mantenemos como valores importantes suelen ser aquellos que son reforzados por la cultura externa. Lo voy a repetir. Los atributos culturales más dominantes y mantenidos son aquellos que son reforzados por el entorno. Si naciste en una sociedad que recompensa la competición sobre la colaboración, es probable que adoptarás esos valores para poder sobrevivir. El punto es: somos esencialmente máquinas bio-químicas. Mientras que la integridad del poder de procesamiento de nuestra máquina y memoria es contingente, en parte por la genética, la fuente de nuestras acciones proviene fundamentalmente de las ideas y experiencias instaladas en nuestro hardware mental por el mundo a nuestro alrededor. A pesar de nuestra computadora biológica, la mente humana tiene un sistema operatavo instalado evolutivamente, con unas aparentemente complicadas tendencias que limitan nuestra objetividad y, por ende, nuestro proceso de pensamiento racional. Esto viene en forma de inclinaciones emocionales. Estoy seguro de que muchos de vosotros habéis escuchado la frase "¡sé objetivo!". Ningún ser humano puede ser completamente objetivo. De hecho, esta es una de las cosas importantes que aprendí del Sr. Fresco. Por lo tanto, hay una propensión muy común entre los humanos de encontrar algo que se adapta a nuestras necesidades según la estructura social, y sujetarse a ello como si les fuera la vida a pesar de que haya nueva información contradictoria, ante la cual racionalmente se esperaría que ocurriese un cambio lógico. El cambio tiende a ser temido, ya que trastorna nuestras asociaciones. Y, por cierto, cuando se refire a mantener los ingresos en el sistema monetario, se observa esta propensión en toda su fuerza, algo de lo que hablaré más adelante. Así pues, cada vez que alguien se atreve a presentar una idea opuesta o fuera de la programación del sistema, la reacción más frecuente es condenar la idea como blasfemia, conspiración o simplemente errónea. Por ejemplo, en el mundo académico, la investigación frecuentemente es confinada a ciclos de autoreferencia del discurso, en bucles de autoalimentación cerrados, por lo que asumen que los supuestos fundacionales de sus escuelas de pensamiento son empíricos, y sólo estos expertos, como son definidos por sus credenciales bien establecidas, son considerados autoridades viables, dominando, en este respecto, la influencia sobre la opinión pública. Este es un doctor llamado Ignaz Semmelweis, y por favor perdonad mi falta de pronunciación húngara. Fue un médico que vivió a mediados de 1800's y asistió numerosos partos. A través de una serie de eventos, se percató de que había una relación entre la transferencia de una enfermedad y el hecho de que los médicos de ese tiempo nunca se lavaban las manos después de practicar autopsias. Los médicos de este tiempo manipulaban cadáveres y después asistían alumbramientos sin lavarse las manos. Así que este doctor, percatándose de este patrón, comenzó a hablarle a sus colegas sobre esto, les dijo, "Saben, deberían lavarse las manos antes de hacer esto, antes de realizar cualquier tipo de cirugía o nacimiento, especialmente después de manipular cadáveres". Se rieron de él. Se rieron de él y lo ignoraron. Publicó artículos que fueron rechazados y ridiculizados. Después de muchos años de tocar este tema, fue finalmente confinado a una institución mental, donde murió. Fue muchos años después de su muerte, cuando Louis Pasteur desarrolló la teoría de los gérmenes, que sus observaciones fueron finalmente comprendidas, y la gente se percató del terrible error que se había cometido. En las palabras de John McMurtry, profesor de filosofía en Canadá: "[Estudiando la] Edad Media, uno puede buscar las preguntas que los pensadores de esta época se hacían, desde Augustino a Ockham, y no encontrará una sóla página de crítica al sistema social, a pesar de que los lazos feudales, el paternalismo absoluto, el derecho divino del rey, entre otros, careciesen de soporte racional. En el actual orden social, ¿es realmente tan diferente? ¿Podemos ver en los medios de información o en la prensa de las universidades un párrafo de desenmascaramiento claro del régimen global que condena a un tercio de todos los niños a la malnutrición cuando hay más que suficiente comida disponible? En tal orden, el pensamiento se torna indistinguible de la propaganda. Sólo se puede hablar de una doctrina, y una casta de sacerdotes expertos prescribe las necesidades y obligaciones a todos. La conciencia social es encarcelada dentro del rol de un tipo de ceremonial lógico operando completamente dentro del marco de un aparato regulador exhaustivamente prescrito que protege los privilegios de los privilegiados. La censura metodológica triunfa disfrazada de rigor erudito y el único espacio permitido para el pensamiento minucioso se convierte en el juego de racionalizaciones que compiten entre ellas". La gente tiende a no criticar el orden social porque están unidos a él. Estamos corriendo un programa de pensamiento que ha sido instalado en nuestro hardware mental, el cual controla inherentemente nuestro marco de referencia. Para usar una analogía diferente, es como si las personas estuvieran en un juego y la idea de cuestionar la integridad del mismo juego raramente ocurriera. de hecho los miembros de la sociedad a menudo estan tan adoctrinados por sus normas socialmente aceptadas

Video Details

Duration: 1 hour, 44 minutes and 52 seconds
Country: Spain
Language: English
Producer: Peter Joseph
Views: 335
Posted by: allegra on May 13, 2010

Social Pathology | The Zeitgeist Movement | NYC 2010 ZDAY
-Lecture by Peter Joseph

Caption and Translate

    Sign In/Register for Dotsub above to caption this video.