Watch videos with subtitles in your language, upload your videos, create your own subtitles! Click here to learn more on "how to Dotsub"

How Music Works Harmony Part II

0 (0 Likes / 0 Dislikes)
El sencillo acorde básico que acabamos de construir... ...con los armónicos, se conoce como "tríada"... ...pero no porque tenga alguna relación con el crimen organizado... sino porque está formado por tres notas principales. Esta es la tríada de do mayor Todas las notas permiten construir una tríada sobre ellas... ... Fa mayor, por ejemplo, es esto... ...Sol mayor es esto... etcétera. En realidad, cualquier nota de la escala occidental es capaz de generar su propia tríada mayor... ...eso sí, con la ayuda de algunas notas negras: los sostenidos y los bemoles. En otras palabras, tienes a tu disposición doce tríadas mayores diferentes... ...con las cuales puedes armonizar una enorme cantidad de música... ...desde la de los trovadores medievales hasta el rock and roll. Pero si solo tuviéramos estas doce tríadas mayores, nos estaríamos perdiendo lo mejor: "el lado oscuro", es decir, las tríadas menores. Una tríada menor difiere de su par, mayor, en una sola cosa... ...la nota del medio es medio tono más baja. Este diminuto ajuste tiene, sin embargo, gran importancia... ...hace que el talante del acorde se vuelva "sombrío"... ¿Por qué? Pues... la nota del medio de un acorde menor es mucho menos importante en las series armónicas... que la nota del medio de un acorde mayor. Es débil y distante... ...y esto debilita al acorde menor, es como si tuviera menos ingredientes naturales... ...es menos orgánico, y más frágil y vulnerable que el acorde mayor. Es por eso que, en general, la música "triste" es "menor", y la música "alegre" es "mayor". Escuchemos, por ejemplo, esta encantadora, bella y melancólica pieza, en tono menor. Debido a que en la música occidental hay doce notas básicas donde elegir... ... tenemos ahora doce tríadas mayores y doce tríadas menores... ... con las cuales podemos trabajar cualquier pieza de todo el repertorio occidental. Existen muchas maneras de dar vida a los acordes en música. Una manera es hacerlo con un piano, una guitarra o algo similar... ...y probar uno tras otro, por debajo de la melodía... en bloques... Así... Otra manera es ir entretejiendo líneas melódicas individuales, separadas, ...que irán formando acordes a medida que se introducen... A esto se le llama Polifonía, que significa: varias voces. En esta pieza de música coral del siglo XVI que vamos a escuchar... ... los acordes se van formando mediante líneas vocales que se entremezclan. Es el inicio de la obra de William Byrd "Misa para cuatro voces"... ...aunque no suena así... Lo que realmente escuchamos... ...son acordes que se van desplazando. ¿Cómo seleccionar, entonces, los acordes apropiados para una melodía? ¿adivinando? ¿al azar? ¿ensayo y error? Aunque no lo crean, es posible hacerlo así, pero es muy lento y frustrante. Hay una manera mucho más simple y eficaz. Cada nota de una melodía pertenece a seis acordes posibles... ...así que hay que decidir cuál de éstos encaja mejor... ...con el espíritu de la canción en cualquier instante. Intentemos hacerlo con "Noche de paz". Primero, tenemos que identificar los acentos importantes en la melodía... ...es decir, como si se tratara de un poema... SIlent night... HOly nigth, ALL is calm, ALL is bright. Las notas correspondiente a estos acentos son: Sol, para SIlent... ...y Sol, otra vez, para HOly... ...un Re, para el primer ALL... y Do, para el segundo. Ahora, tenemos que encontrar los acordes que calcen con estas notas... La primera nota es un Sol, que calza con... Sol mayor... Sol menor... Mi menor... Mi bemol mayor... y Do mayor. Pero, ya que después del Sol la melodía continúa con un Mi... ...no estaría mal que consiguiéramos un acorde que calzara con ambas notas... Esto hace que las posibilidades se reduzcan a... ...Mi menor... un poco melancólico, creo yo... ... y Do mayor... ...que suena mucho mejor. Este es un ejemplo muy simple, pero nos acomoda. Con las 24 tríadas mayores y menores se ha armonizado... ...casi toda la música entre el 1200 y el 1600... no está mal. Hemos creado, entonces, nuestro menú básico de tríadas disponibles... ...gracias a los armónicos naturales inherentes a cada nota. Hemos aprendido cómo hacer calzar una nota en un acorde... ...sabemos que los acordes mayores y menores tienen distinto carácter... Aprenderemos ahora que los acordes mantienen misteriosas relaciones entre ellos: El conjunto de movimientos, o "progresiones" relacionados con la manera en que se disponen los acordes. Esta última técnica es de vital importancia para entender... ...por qué algunas armonías suenan muy bien y otras no tanto. Vamos a averiguar algo más, entonces, sobre progresiones de acordes. Todas las progresiones de acordes que existen en música occidental involucran una suerte de efecto magnético... ...en que los acordes más "poderosos" atraen o repelen a los acordes que están alrededor... ...pero hay una relación que es más importante que todas las otras. En la música occidental, la colaboración más importante entre dos acordes es la relación "tónica - dominante". Es la relación entre los acordes basados en la primera nota de cualquier escala, la tónica... ...y aquellos basados en la quinta nota, de la misma escala, la "dominante". Cada clave, cada "tonalidad", tiene su propio par de acordes tónica-dominante. En la clave de Do, por ejemplo, ellos son do y sol. Compositores como Mozart, o Beethoven, quedaron fascinados con la relación tónica-dominante. Pero no solo a los compositores clásicos les encantó divertirse con la tónica y la dominante. La nota dominante actúa como una sombra, o alter ego, de la nota principal, la tónica... ...y desde el siglo XV, casi todos los compositores comenzaron a considerar la tónica como un centro de gravedad autónomo... ...tanto para sus melodías como para sus armonías... ...porque descubrieron que el acorde dominante dependía de la tónica... ...siempre quería regresar hacia la tónica... ...e hicieron uso de esta característica con excelentes resultados, una y otra vez. Escuchemos ahora el clímax final del primer movimiento de la Quinta Sinfonía de Beethoven. No es sino una serie de acordes dominante-tónica, dominante-tónica, ejecutados uno tras otro. Esto, por cierto, es un exceso del síndrome tónica-dominante... ... pero Ludwig van no fue el único que participó de ello... ... Entre 1650 y 1850, todos los compositores clásicos... ...fueron cautivados por la relación tónica-dominante. Y a tal punto, que comenzaron a construir piezas completas... ...sobre la base del desplazamiento, una y otra vez, entre tónica y dominante. Pero si se hace un viaje de ida y vuelta como éste necesitaremos detenernos en algún lugar del camino... así que hubo que juntar flujos de acordes en "secuencias"... ...que hicieran exactamente eso. Para saber cómo emergieron las secuencias de acordes en la música occidental... ...tendremos que viajar hacia atrás en el tiempo, hacia la música de baile, en la Europa del Renacimiento.

Video Details

Duration: 10 minutes and 45 seconds
Country: United Kingdom
Language: English
Producer: BBC
Views: 43
Posted by: adagioconbrio on Apr 27, 2013

Howard Goodall: How music works - Episodio Armonía Parte II

Caption and Translate

    Sign In/Register for Dotsub to translate this video.