Watch videos with subtitles in your language, upload your videos, create your own subtitles! Click here to learn more on "how to Dotsub"

The True Story of the Internet -Browser Wars- Part 1 of 4 2.0

0 (0 Likes / 0 Dislikes)
Ya sabes, los humanos hemos estado muy ocupados estos últimos milenios, desde , cuando haya sido, que dejamos de arrastras los nudillos por el suelo y evolucionamos del chimpancé al homo sapiens. Hemos hecho mucho daño, eso es seguro, pero también hemos creado buenas herramientas, lo que me hace pensar: Hace mil años, cuando los eruditos miraron atrás e hicieron una lista de los inventos más importantes y transformadores que cambiaron el mundo en la historia de la humanidad, ¿cuál de esos inventos calificaría? La ampolleta, la máquina de vapor, el motor de combustión interna, el avión, el automóvil, y por supuesto, el pan de molde. Pero justo ahí en el Panteón, junto a todas esas cosas, hay un avance más reciente, una nueva invención que surgió de la nada y en pocos años entró a nuestras vidas como un huracán Bengalí. La invención en cuestión es, por supuesto, la World Wide Web, un universo increíble y surrealista que tejió enormes fortunas en industrias sin limite y cambió la forma en que gran parte del mundo trabaja, juega, se comunica, compra e incluso se enamora. Mi nombre es John Heileman, estoy aquí para contar la historia del surgimiento de la web, desde la oscuridad hasta la omnipresencia global. Es una historia que conozco como la palma de mi mano, porque como periodista, tuve una visión cercana de todo este asunto. Durante más de una década estuve aquí, en Silicon Valley, presenciando de cerca el comienzo de la era de Internet. La que comenzó con una feroz lucha de poder para decidir quién controlaría el futuro de la web emergente. - "Jim Clark comenzó a golpear la mesa, literalmente, decía: “tenemos que hacer esta cosa pública, tenemos que hacerlo público ahora”. - "Al cerrar el negocio había ganado 663 millones de dólares". Una lucha que termina con una batalla épica en el tribunal. - "No tengo idea de qué estás hablando". Y siempre será recordada como la guerra de los navegadores. - "Estábamos con la soga al cuello, con Microsoft a punto de tirarla, era como: ¿qué hacemos, qué hacemos?". - "Manos a la obra, este no es un simulacro". - "¡Nos van a aplastar, nos van a aplastar!". - "Tenemos que destruir esta compañía". Hoy en día estamos acostumbrados a la web, con su vídeo de lujo, sus gráficos y el sonido. -“¡Un clic puede enviarnos rodando por un nuevo camino! ". - "¿Quién sabe dónde vamos a terminar?". Pero a principios de la década de los 90, la Web era muy diferente, era básicamente una red oscura para la investigación, inventada unos pocos años antes por un científico inglés llamado Tim Berners-Lee. Había muy pocas páginas web y las que existían tenían nada más que línea tras línea de texto aburrido. - "Tenías que ser un computín para emocionarte con esta cosa". Pero uno de esos computines, un visionario de la Universidad de Illinois, estudiante de ciencias de la computación, llamado Marc Andreessen, tuvo una idea loca, se imaginó un futuro donde todos, incluso la gente común como tú y yo, utilizaríamos la Web como parte de nuestra vida diaria. - "Andreessen trabajaba en un proyecto típico y estaba desarrollando un producto distinto y luego enloqueció un poco con esta cosa llamada la Web". - "Internet en ese momento era sólo para nerds. Realmente era sólo para académicos, investigadores y científicos y no había nada que la gente común pudiera hacer en ella, pero era tan útil para los que la utilizaban, que creí que todo el mundo podría utilizarla”. - "Pero él decía:"Oye amigo, esta cosa va a cambiar el mundo, va a ser grande, entiendes, esto es un híper medio de comunicación global”, y le decíamos: sí, bueno, como sea.” Andreessen debe haber sido el más entusiasmado, pero muy pronto él y un grupo de compañeros de la universidad estaban trabajando para hacer la Web más fácil y más intuitiva de usar, agregando imágenes, fotos y funciones de audio y vídeo. El fruto de su trabajo fue esto, un simple trozo de software muerto para apuntar o hacer clic, el primer navegador gráfico de la Web y cada vez que hoy utilizas un navegador de Internet, estás utilizando uno de sus descendientes. En el otoño de 1993 los computines de Illinois lanzaron Mosaic en línea y le hicieron un regalo de descarga gratuita para la humanidad, y vaya en qué regalo se convirtió. Cuando publicamos por primera vez el anuncio en un diario, yo usaba un diario en ese momento y simplemente dije: ¿alguien quiere ser parte de la prueba beta? y luego recibí doce respuestas a quienes les envié el navegador. Y entonces, desde ahí simplemente se propagó como un virus, por lo que se transmitió de doce a cien, a mil, a diez mil, a cien mil, a un millón. Este fue el momento en que Internet pasó de la oscuridad a la omnipresencia, de un juguete para computines y una herramienta para los científicos hasta un verdadero medio de comunicación masivo, un grupo de veinti tantos muchachos procesadores de códigos, inocentones y come hamburguesas habían impulsado una revolución. Pero antes de que Mosaic se convirtiera de verdad en algo mundial y pusiera en peligro a Bill Gates y a Microsoft necesitaba un ingrediente más, una gigante pila de dinero en efectivo. Este edificio extremadamente caro fue un regalo a la Universidad de Stanford de este hombre, uno de sus antiguos profesores: Jim Clark. Un niño pobre del oeste de Texas que había abandonado los estudios de enseñanza media se convirtió en un profesor de ciencias informáticas en Stanford y luego fundó una compañía llamada Silicon Graphics que lo convirtió en leyenda en el valle. Le gustaban los autos rápidos, los vinos caros y los trucos que desafían la muerte en el aire, como volar un avión de acrobacia. De hecho, cuando nos conocimos, me llevó en un paseo en helicóptero y casi nos matamos. Pero cuando acaba de dejar Silicon Graphics, Clark fue en busca de algo nuevo, algo grande y cuando vio Mosaic se convenció de que lo había encontrado. - "Había pasado muchos años pensando en la integración de los diferentes tipos de medios de comunicación con la tecnología digital, entonces y lo único que me aclaró la mente fue que Internet y la World Wide Web darían paso a esa integración". Sin perder tiempo, Clark contactó a Marc Andreessen, quien se había graduado en alta tecnología de la Universidad de Illinois directo a un trabajo en Silicon Valley. En febrero del año 94 estaba en el trabajo y recibí un correo electrónico de Jim Clark diciendo: “Quiero iniciar una compañía de software nuevo, ¿quieres reunirte y conversar? Y me dije: bueno, esto es interesante. Así que rompí mi regla número uno de no levantarme antes del mediodía, me levanté y desayuné con él a las 7 am. En los meses siguientes, Marc y Clark se hicieron inseparables, hasta que tramaron cómo convertir a Mosaic en la base de un negocio. Pero esto, obviamente, no era algo que podían hacer por sí mismos, necesitaban un equipo y pronto se encontraron en un avión hacia Illinois en un viaje de reclutamiento que provocaría el inicio de la era de Internet. - "Nos subimos a un avión y llegamos tarde una noche, nos reunimos todos en una pizzería, nos sentamos allí, tomamos una cerveza y comimos algunas pizzas y solo hablamos sobre lo que pensábamos en general". - "Creo que todos estábamos un poco intimidados a decir la verdad, porque él es, él era este tipo grande de Silicon Valley, relativamente famoso, había fundado una empresa de informática muy grande, todos sabían que tenía mucho dinero y se estaba haciendo conocido aquí, él, él, él escuchó ". - "Yo no tenía un concepto de cómo íbamos a ganar dinero hasta el momento, pero es como tantas otras cosas, si hay muchas personas usando algo y había crecido hasta alcanzar un millón de usuarios en 9 meses, habrá una manera de ganar dinero con eso, pero estos tipos no tenían ni idea". Lo que a Clark le importaba en ese momento, era tener a los computines de Illinois a bordo, así que les hizo una oferta más allá de lo que jamás habían imaginado. - "Cada uno de nosotros tiene una pequeña historia, tuvimos nuestros días, ya sabes, para mí, en mi tercer año de universidad, ya sabes, yo estaba como... ¡sí!, me entiendes, conseguir una oferta de trabajo a tiempo completo antes de graduarme, por esa cantidad de dinero, es como ¡oh, sí! ¿Por qué voy a desechar esa oportunidad?, me entiendes". En el fondo parecía evidente que el navegador de Internet iba a cambiar el mundo, pero aunque Jim Clark pudo haberlo captado, la mayoría de la gente no lo hizo, incluso la persona que hubiéramos esperado que comprendiera de inmediato: Bill Gates. Gates, por supuesto, era el co-fundador y director ejecutivo de Microsoft, la compañía de alta tecnología más importante y rentable de todas. En el transcurso de dos décadas Microsoft había creado un cuasi monopolio sobre los sistemas operativos de PC, y había utilizado ese monopolio para obtener un control vicioso sobre toda la industria de computación. La Web era un ciberespacio como una vía totalmente abierta, rápida y emocionante, y que te llevaría absolutamente a cualquier lugar que tu curiosidad te lleve. Pero Bill Gates creía que la vía de Información debía ser una carretera con peaje en el que Microsoft controlaría todos los peajes y todos tendríamos que pagar para conducir. Muchas gracias. El sistema de Gates en línea fue llamado, sorpresa, sorpresa, la red de Microsoft y en 1994 un montón de gente inteligente supuso que tendría éxito en el mundo, como él solía hacer. Aquí estaba la súper carretera de la información que los futuristas habían estado prediciendo por años y a pesar de que Gates aun no se daba cuenta, su peor pesadilla estaba a punto de hacerse realidad, un grupo de chicos tan jóvenes y ambiciosos como él mismo había sido, estaban a punto de amenazar a todo lo que él representaba y todo lo que Microsoft había logrado. Brillante, con anteojos y obsesionado con los computadores desde niño, el camino de Bill Gates para convertirse en la figura más poderosa en la tecnología comenzó en 1975 cuando, a la edad de 19 años, se retiró de Harvard para iniciar Microsoft con su amigo de secundaria, Paul Allen. La visión de Gates era simple y tremendamente ambiciosa, un PC en cada escritorio, en cada casa, en cada oficina y cada uno de esos computadores funcionaría con el software de Microsoft. En 1993 su sueño estaba a punto de convertirse en realidad, alrededor del 90% de los computadores del mundo funcionaban con Microsoft Windows. Gates y el ejército que dio en el palo en los extensos campus de Microsoft en los suburbios de Seattle trabajaron increíblemente duro y jugaron muy rudo con sus rivales. El crecimiento de la empresa había dejado un rastro de cadáveres a su paso. Estaban Lotus, Word Perfect, estaban Borland, Novell, incluso el poderoso IBM, todos estaban a sus pies. Gates era ahora uno de los hombres más ricos e influyentes en la Tierra y él lo sabía. Una noche en una cena, él y unos amigos estaban discutiendo la elección de Bill Clinton como Presidente y Gates balbuceó: "tengo tanto poder como el Presidente", su esposa le dio una patada debajo de la mesa cuando escuchó eso. Pero la verdad es que podría haber tenido razón. Para muchos, el poder de Gates era seductor, irresistible. Si fueras un ingeniero de software joven y sediento, como Thomas Rier o Javi Portovi o un experimentado ejecutivo como Sam Yedala, Microsoft sería el lugar para estar. Un lugar donde no importaba si eras guapo o atlético, un lugar donde la inteligencia, medida por la capacidad de producir códigos asesinos era el único...

Video Details

Duration: 10 minutes and 42 seconds
Country: Chile
Language: English
Producer: Florencia Cornejo y Camila Montecinos
Director: Florencia Cornejo y Camila Montecinos
Views: 185
Posted by: locadepatio on Jul 6, 2010

This is the story of an epic battle between America’s mightiest corporation and a small group of “computer geeks” who created a revolutionary technology

Caption and Translate

    Sign In/Register for Dotsub to translate this video.