Watch videos with subtitles in your language, upload your videos, create your own subtitles! Click here to learn more on "how to Dotsub"

Yves Behar on designing objects that tell stories

0 (0 Likes / 0 Dislikes)
Being a child, and sort of crawling around the house, I remember these Turkish carpets, and there were these scenes, these battle scenes, these love scenes. I mean, look. This animal is trying to fight back this spear from this soldier. And my mom took these pictures, actually last week, En verdad mamá tomó estas fotos de nuestras alfombras la semana pasada y es el día de hoy que las recuerdo. Había otro objeto, esta especie de mueble altísimo con creaturas, gárgolas y desnudez – algo bastante espeluznante cuando uno es pequeño. Lo que me quedó de todo esto es que los objetos cuentan historias, por eso el contar historias ha sido de gran influencia en mi trabajo. Y luego hubo otra influencia. Era un adolescente y, a los 15 o 16, supongo que como todo adolescente, sólo deseábamos hacer las cosas que amábamos y en las que creíamos. Fue así que uní dos de las cosas que más me gustaban: esquiar y hacer windsurf. Eran dos escapes bastante buenos al clima terrible de Suiza. Así creé esta combinación de las dos cosas: tomé los esquíes y la tabla, le puse un mástil, unas correas para los pies, algunas aletas de metal y aquí estaba yo, yendo verdaderamente rápido por los lagos helados. Realmente era una trampa mortal.. Quiero decir, era increíble, andaba increíblemente bien, pero era muy peligroso. Y entonces me di cuenta que tenía que ir a la escuela de diseño. (Risas) Miren esas fotos. (Risas) Entonces fui a la escuela de diseño y a principios de los ’90s fue que terminé y ví que estaba sucediendo algo extraordinario en Silicon Valley así que quería estar ahí. Vi que la computadora estaba entrando a nuestras casas. Vi que tenía que cambiar para estar con nosotros en nuestros hogares. De modo que me conseguí un trabajo en una consultora y entrábamos en estas reuniones, a las que venían estos jefes y decian: "Bien, lo que vamos a hacer aquí es realmente importante". Y le pondrían a los proyectos nombres en código, ya saben, normalmente de Star Wars; en realidad cosas como C3PO, Yoda, Luke. Así, con impaciencia, yo sería ese diseñador joven que estaría al final de la sala, y levantaría mi mano, y haría preguntas. Retrospectivamente, es probable que fueran preguntas tontas, del estilo: "¿Para qué sirve la tecla Bloq Mayús?" o "¿Para qué sirve la tecla Bloq Num?". Ya saben, ¿y esta cosa? ¿La gente realmente usa esto? ¿Lo necesita? ¿Lo quiere en sus hogares? (Risas) Entonces me di cuenta que en verdad no querían cambiar el legado; no querían cambiar el meollo. En realidad buscaban en nosotros, los diseñadores, que creáramos las coberturas para poner algo bonito afuera de la caja. Y yo no quería ser un colorista. No era lo que quería hacer. No quería ser esa clase de estilista. Y entonces vi esta cita: "La publicidad es el precio que pagan las compañías por no ser originales". (Risas) Tuve que empezar por mi cuenta. Me mudé a San Francisco y comencé una pequeña compañía llamada Fuseproject. Quería trabajar en cosas importantes. No quería trabajar sólo en las coberturas sino en la experiencia humana en su totalidad. Así, los primeros proyectos fueron humildes, pero tomaron la tecnología y la convirtieron en cosas que la gente podia usar de una manera nueva y tal vez encontrarle nuevas funciones. Este es un reloj que hicimos para Mini Cooper, la compañía automotríz, justo para el lanzamiento, y este es el primer reloj que tiene un visor que cambia de horizontal a vertical. Y esto me permite mirar la hora discretamente, así, sin doblar el codo. Y otros proyectos que consistieron realmente en una transformación, en satisfacer la necesidad humana. Este es un pequeño mueble para un fabricante italiano. Se envía en forma completamente plana y luego de dobla y convierte en una mesita, un asiento y cosas así. Y algo que es un poco mas experimental: esta es una lámpara creada para Swarovski, que cambia de forma. Así, pasa de un círculo a un redondel, a un cuadrado, a una figura en forma de ocho, con sólo dibujar en una pequeña tableta computarizada, la lámpara se ajusta a la forma que uno desee. Y finalmente, la lámpara hoja para Herman Miller. Este es un proceso de mucha dedicacion, nos llevó cerca de cuatro años y medio. Pero yo realmente estaba buscando crear una experiencia única en luces, una nueva experiencia en luces. Así que tuvimos que diseñar tanto la luz como la lámpara. Y esa es una oportunidad única, debo decir, en materia de diseño. Y la nueva experiencia que yo estaba buscando le está dando al usuario todas las posibilidades para ir desde una luz cálida, como una especie de brillo, hasta una luz brillante, para trabajar. La lámpara en realidad hace esto. Le permite a la persona cambiar y mezclar estas dos coloraciones. Y se hace de manera muy simple: uno toca la base de la luz, y por un lado se puede mezclar el brillo, y por el otro, la coloración de la luz. Todos estos proyectos tienen un sentido humanístico y pienso que como diseñadores necesitamos pensar realmente cómo podemos crear una relación diferente entre nuestro trabajo y el mundo, sea por negocios, o, como voy a mostrar a continuación, por algunos proyectos particulares, Porque pienso que todos están de acuerdo en que como diseñadores aportamos valor al negocio, valor al usuario también, pero pienso que es el valor que ponemos dentro de los proyectos el que en última instancia crea el valor más grande. Y el valor que aportamos puede tratarse de temas ambientales, de sustentabilidad, de menor consumo de energía. Ustedes saben, puede tratarse de función y belleza; puede tratarse de la estrategia comercial. Pero los diseñadores son el pegamento que aglutina todas estas cosas. Jawbone es un proyecto con el que están familiarizados y tiene una tecnología humanística. Siente tu cutis; se posa en tu piel, y sabe cuando es que estas hablando Y sabiendo cuando estás hablando elimina todos los otros ruidos que conoce, del ruido ambiente. Pero la otra cosa humanística de Jawbone es que decidimos quitarle todo lo tecnológico, todas las cosas muy técnicas, e intentamos hacerlo lo más hermoso posible. Piensen en esto: el cuidado que nos tomamos en elegir anteojos de sol, o joyas, o accesorios, es importante por lo tanto, si no son hermosos, no deben estar en tu cara. Y eso es lo que estamos buscando. Pero la manera en que trabajamos en Jawbone es única. Quiero resaltar algo aquí a la izquierda. Esta es la placa, esta es una de las cosas que va dentro que hace que esta tecnología funcione. Pero este es el proceso de diseño: hay alguien cambiando la placa, poniendo trazadores en la placa, cambiando la ubicación de los ICs a medida que los diseñadores del otro lado están haciendo el trabajo. entonces no se trata de cambiar las coberturas en una tecnología. Se trata de diseñar realmente de adentro hacia afuera. Y luego en otro lado de la sala, los diseñadores están haciendo pequeños ajustes, bosquejando, dibujando a mano, poniéndolo en la computadora, y es lo que yo llamo estar orientado al diseño. Ya saben, hay algunos tires y aflojes pero el diseño está ayudando realmente a definir toda la experiencia desde adentro hacia afuera Y por supuesto el diseño nunca está terminado. Y esta es la otra nueva manera única en que trabajamos; dado que nunca está terminado, uno tiene que hacer el resto. El envasado, y el sitio web, y se necesita seguir para tocar realmente al usuario, de muchas maneras. Pero ¿cómo se retiene a alguien cuando nunca se termina? Hosain Rahman, el presidente ejecutivo de Aliph Jawbone, comprende realmente que uno necesita una estructura diferente. En cierta forma, la estructura diferente es que somos socios, es una sociedad. Podemos continuar trabajando y dedicarnos a este proyecto y luego todos compartimos la recompensa Y aquí hay otro proyecto, otro enfoque de tipo asociativo. Este se llama Y Water, y es de este tipo de Los Ángeles, Thomas Arndt, de orígen austríaco, que vino hacia nosotros y todo lo que quería era crear una bebida saludable, o una bebida orgánica para sus hijos, para reemplazar los refrescos con alto contenido de azúcar que está tratando de evitar. Entonces trabajamos en esta botella, completamente simétrica en cada dimensión. Esto permitió que la botella sirva como juego. Las botellas se conectan entre sí, y se puede crear diferentes formas. (Risas) (Aplausos) Gracias. (Aplausos) Y luego mientras estábamos haciendo esto, la forma de la botella de arriba a abajo nos recuerda una letra Y (NT: why), pensamos: por qué (NT: why) y por qué no (NT: why not), probablemente sean las palabras más importantes que preguntan los chicos. Por eso la llamamos Y (NT: why) Water. Y este es otro lugar donde todo confluye en la misma sala: el diseño 3D, las ideas, la imagen de marca, todo se conecta profundamente. La otra cosa de este proyecto es que aportamos propiedad intelectual, aportamos un enfoque de marketing, aportamos todo esto pero, pienso, al final lo que aportamos son estos valores, y estos valores crean el alma de las compañías para las que trabajamos. Y es especialmente reconfortante cuando tu diseño se vuelve un esfuerzo cretivo, cuando otros pueden ser creativos y hacer más con esto. Aquí hay otro proyecto que pienso realmente emula eso. Esta es una computadora por niño, la portátil de 100 dólares. Esta foto es increíble. En Nigeria la gente lleva sus cosas más preciadas en la cabeza. Esta niña está yendo a la escuela con una portátil en su cabeza. Digo, para mí, esto significa mucho. Pero cuando Nicholas Negroponte y él hablaba mucho sobre este proyecto, es el fundador de OLPC, vino a vernos, hace cerca de dos años y medio, había algunas ideas claras. Él quería llevar educación y tecnología, esos son pilares de su vida, pero también pilares de la misión Una computadora por niño. Pero el tercer pilar del que habló fue el diseño. Y en ese momento yo no estaba trabajando realmente en computadoras. Realmente no quería hacerlo, a partir de la aventura previa. Pero lo que él dijo fue muy significativo: que el diseño iba a ser la razón por la cual los niños iban a amar este producto. Cómo íbamos a hacerlo de bajo costo, robusto, y más, él dijo que se iba a deshacer de la tecla Bloq Mayús (Risas) y de la Bloq Num también. Entonces me convenció. La diseñamos para ser un ícono, para que se vea diferente: como dirigida a los niños, sin ser un juguete. Y luego la integración de todas estas grandes tecnologías de las que han escuchado: las antenas WiFi que pemiten a los chicos conectarse; las pantallas en las que se puede leer bajo la luz del sol; el teclado, que está hecho de goma, y protegido del medio ambiente. Ya saben, toda esa tecnologia realmente se logró debido a la pasión y a la gente de OLPC y sus ingenieros. Ellos lucharon con los proveedores, lucharon con los fabricantes. Digo, pelearon como animales para que esto quede de la manera que es. Y en cierta forma es esa voluntad la que hace en proyectos como éste que el proceso no destruya la idea original. Y pienso que esto es algo realmente muy importante. Entonces, ahora uno tiene estas fotos -- se levanta a la mañana y ve a los chicos en Nigeria y los ve en Uruguay con sus computadoras, y en Mongolia. Y nos alejamos, obviamente, del color beige -- digo, es colorido; es divertido. De hecho, cada logo es un poco diferente. Esto se debe a que pudimos poner, durante el proceso de fabricación, veinte colores para la X y otros tantos para la O, que es el nombre de la computadora, y mezclándolos en el piso de montaje, se obtienen veinte veces veinte: 400 opciones diferentes. Las lecciones de ver a los chicos usándolas in el mundo en desarrollo son increíbles. Pero este es mi sobrino Anthony, en Suiza, pudo usar la computadora durante una tarde, y se la tuve que sacar. Fue difícil. (Risas) Era un prototipo. Y un mes y medio después volví a Suiza, y ahí está él jugando con su propia versión. (Risas) De papel, papel y carton. Voy a terminar con un último proyecto y este es un poco más un juego para adultos. (Risas) Alguno de ustedes habrá oído del condón de la ciudad de Nueva York. En realidad fue lanzado recientemente, el día de San Valentín, el 14 de febrero, hace unos diez días. El Departamento de Salud de Nueva York nos vino a ver, porque necesitaban una manera de distribuir 36 millones de condones de manera gratuita a los ciudadanos de Nueva York. Un esfuerzo bastante grande, trabajamos en los expendedores; estos son los expendedores. Tienen una forma simpática. Es como diseñar una boca de incendio, y tiene que ser de fácil acceso uno tiene que saber dónde está y para qué sirve. Y también diseñamos los condones en sí. Y yo estaba en Nueva York para el lanzamiento, y fui a visitar los lugares donde estaban instalados. Este es un pequeño negocio puertorriqueno, de barrio, un bar en la calle Christopher, en un salón de billar. Fueron instalados en clínicas de desamparados. Por supuesto, en clubs y discos también. Y este es el aviso publicitario del proyecto. (Música) (Risas) Consigue alguno. (Aplausos) Acá es realmente donde el diseño puede crear una conversación. Estuve en estos lugares, y la gente estaba, ustedes saben, involucrada. Estaban entusiasmados. Era romper el hielo, era superar un estigma, y pienso que eso es algo que el diseño puede hacer. Así que yo iba a arrojar algunos condones en la sala y cosas así pero no sé si cumple con las reglas de etiqueta del lugar. (Risas) Sí, bien, bueno. Tengo solamente unos pocos. (Risas) (Aplausos) Tengo más, pueden pedirme algunos más luego. (Risas) Y si alguien les pregunta por qué llevan condones simplemente digan que porque les gusta el diseño. (Risas) Voy a terminar simplemente con un pensamiento: si todos trabajamos juntos para crear valor, pero teniendo realmente presente los valores del trabajo que hacemos, pienso que podemos cambiar lo que hacemos. Podemos cambiar esos valores, podemos cambiar las compañías para las que trabajamos y, eventualmente, juntos quizá podemos cambiar el mundo. Así que gracias. (Aplausos)

Video Details

Duration: 17 minutes and 43 seconds
Country: United States
Language: English
Genre: None
Views: 111
Posted by: ehsan3sout on May 23, 2009

Designer Yves Behar digs up his creative roots to discuss some of the iconic objects he's created (the Leaf lamp, the Jawbone headset). Then he turns to the witty, surprising, elegant objects he's working on now -- including the "$100 laptop."

Caption and Translate

    Sign In/Register for Dotsub above to caption this video.