Watch videos with subtitles in your language, upload your videos, create your own subtitles! Click here to learn more on "how to Dotsub"

PGS 21Oct Eng 720p

0 (0 Likes / 0 Dislikes)
Tobias Fernandes es un agricultor del sur de Brasil. Es miembro de la Red Ecovida de Agroecología una red local de Sistemas Participativos de Garantía para la agricultura ecológica. Los SPG son sistemas de garantía de calidad a nivel local. Certifican a productores en base a la participación de actores y se construyen a partir de la confianza, las redes y el intercambio de conocimiento. Los SPG – Guía de sistemas participativos de garantía para la agricultura ecológica. Tobias recibe una delegación de otros miembros de Ecovida. Son agricultores como él pero también hay consumidores y agrónomos. Juntos inspeccionarán su finca. La revisión por pares es un proceso por el cual personas en situaciones similares evalúan las prácticas de sus pares. Esto es lo central en los SPG. El control de calidad no lo hace un inspector externo sino los miembros del mismo grupo. Así, otros productores y consumidores evalúan las prácticas de Tobias y deciden si son conformes a las normas de produccion ecológica. IFOAM - Organics International reconoce la diversidad de la agricultura ecológica y las formas de verificación. Situaciones diferentes necesitan soluciones diferentes. Los SPG brindan una garantía creíble a los consumidores orgánicos y responden a las necesidades de los pequeños agricultores. En este video, conoceremos los SPG a través de 4 iniciativas. La primera, Nature et Progrès la más antigua de todas. Con más de 40 años involucra a más de 800 agricultores y transformadores en Francia. Teníamos un sistema participativo de garantía sin llamarlo así. Surgió en forma natural. Inspeccionábamos a productores socios. Aún trabajamos igual, entre consumidores y productores. Pueden unirse otros miembros. En un determinado momento, Nature et Progrès e IFOAM apoyaron a los SPG, mediante la creación de la guía de SPG. Fue increíble veer que en otros países hubieran productores, consumidores que hacían lo mismo para certificar productos orgánicos. Todos parte del mismo movimiento, fue mágico. Ecovida, al sur de Brasil implementó hace 30 años su SPG. Ecovida se creó en 1998 articulando iniciativas existentes que producían, transformaban y vendía productos orgánicos. Ecovida introdujo la certificación participativa. Los primeras discusiones sobre certificación fueron a fines de los 80 cuando lanzamos en la feria ecológica de Porto Alegre un logo de certificación participativa Agricultor-Consumidor. Ecovida consideró este método coherente con los principios de la Agroecología. La certificación participativa no delega a una tercera parte la garantía de los productos orgánicos . Nosotros somos capaces de garantizar la integridad de nuestros productos de manera organizada y con nuestros propios métodos. Esta es la principal motivación de la certificación participativa mantener coherencia con los principios de la Agroecología y garantizar la calidad orgánica de los productos. Otros han descubierto los SPG gracias a IFOAM. Como la feria orgánica Bryanston en Sudáfrica. Si vemos la historia de los SPG en Sudáfrica fueron inspirados en la labor de IFOAM como parte de la identificación de los SPG, a inicios de los 2000 cuando supieron de un sistema de garantía alternativo que la gente utilizaría en todo el mundo un sistema alternativo a la certificación de terceros. Cuando los consumidores empezaron a ser más conscientes se volvieron más exigentes y pedían una garantía más creíble. La asociación SOPA de productores de papaya orgánica en Sabeto, Islas Fiji, acaban de iniciar un SPG. Primero, pareciera que los SPG son un método de certificación de bajo costo porque con la certificación de terceros si no tienes dinero, estás en problemas para ser admitido. Segundo, los SPG organizan a los agricultores fomenta a trabajar juntos. Tercero, los SPG permiten la formación de agricultores con los agricultores más experimentados. En la certificación de terceros, el inspector viene, audita la finca y tus documentos, y se va. Entonces, ¿por qué iniciar un SPG? Hay dos mercados para la papaya el mercado convencional y el orgánico. 95% de nuestros agricultores abastecen el mercado convencional Eso significa uso de fertilizantes y plaguicidas sintéticos. Pero tenemos papaya orgánica en la que se utiliza mucho compost, estiércol de animal. Ellos utilizan los SPG como un paso para lograr la certificación de tercera parte para el mercado americano. Para el mercado americano y europeo, todo es certificado por terceros al final, a eso aspiramos. Sabemos que la demanda está allá y la gente está dispuesta a pagar un precio mayor por la calidad. Somos muy populares, todos quieren saber qué estamos haciendo Es muy interesante. Todos nuestros clientes quieren saber lo que hacemos. Estamos contentos. Soy vitivinicultor de 13ava. generación en este lugar. Supe de Nature et Progrès en 1976. Me uní a Nature et Progrès porque— —me identifico con estas dos palabras, naturaleza y progreso. Tiene la concepción de dinamismo, la palabra "progreso" no es estática. Su fortaleza es el trabajo de equipo, consumidores y productores. En una inspección de tercera parte, ven tus facturas ven tu parcela, que no hayas hecho trampa, y ahí termina. No hay intercambio técnico, ni posibilidad de mejorar. El SPG permite que el productor no esté incómodo cuando se reúne con el equipo inspector. Puede sincerarse y preguntar: Hice esto pero no avanzo ¿qué podemos hacer? El trabajo en equipo nos permite avanzar. Las ventajas son los intercambios para mejorar, intercambiar conocimientos - sobre cómo cultivar ciertas variedades o producir semillas campesinas También la relación entre agricultores y consumidores La red permite estos intercambios. Esto se transforma en algo más grande. Visitamos a productores de otras regiones. Este intercambio de experiencias agrega conocimiento a las familias para mejorar la calidad de sus productos. La red está acreditada por el Ministerio que nos ayuda bastante, como también a los agronegocios. En las ferias tenemos contacto directo con los consumidores pero cuando ponemos un producto en una tienda o en el mercado, es el sello el que garantiza que el producto es orgánico. La elección de un estándar es un paso importante al inicio de un SPG. Algunas iniciativas han elaborado sus propios estándares y los revisan en forma periódica. Soy Patricia Biau y les invito a revisar los estándares de N&P para ganadería. La revisión de estándares de Nature et Progrès es un proceso participativo. Involucra a todos los miembros, productores y consumidores. Todos expresan sus opiniones en aspectos técnicos del estándar. Esta dinámica participativa caracteriza a nuestros estándares. Lo que también es interesante sobre los estándares, es la dimensión educativa. Son el resultado de un esfuerzo colectivo y se usan en inspecciones y visitas. Nature et Progrès es una marca colectiva de agricultores, artesanos, productores y vendedores también de ciudadanos que buscan otra forma de consumo. Nature et Progrès es pionera de la agricultura ecológica en Francia que se desarrolló a fines de la 2a guerra mundial hasta los años 50. Nature et Progrès surge en reacción a la industrialización de la agricultura una industrialización que fue regulada por leyes en 1960 y 1962. En 1972 Nature et Progrès elabora sus normas para definir una agricultura sin fertilizantes, sin químicos. Fue uno de los primeros estándares para la agricultura ecológica. Nature et Progrès reconoce la visión global desde el punto de vista agronómico, ambiental y social. Permite tocar varios temas: las relaciones del trabajador la dominación económica... la economía energética, energía renovable, eco-construcción la estacionalidad. Temas para la discusión de nuestros objetivos entre miembros e inspectores. ¿Qué es la Red Ecovida? Ecovida es una red que reúne a agricultores, consumidores y ONGs en tres estados en Brasil : Parana, Santa Catarina y Rio Grande do Sul. Estos tres estados cubren 600 mil km2. Es como un país…y qué país! En ese universo, Ecovida está organizada. Ecovida no es una estructura pensada para la certificación participativa. La certificación es un servicio que da la red El objetivo de Ecovida es promover la agroecología dentro y fuera de la red para que la agroecología sea un modo de producción cada vez más aceptado por la sociedad. La red tiene un rol importante al difundir el conocimiento de los productores, los conocimientos tradicionales esos conocimientos son recuperados para favorecer el desarrollo de la agrocología. El primer elemento de los SPG es la visión compartida. Que surge desde las organizaciones de base guiada por el principio de equidad de las relaciones justas con consumidores y la promoción de la agricultura ecológica . Bryanston Market es único. Tiene una base de apoyo de consumidores fieles de más de 40 años Se basa en los principios de la agricultura biodinámica de la antroposofía a través de la escuela Waldorf « Michael Mount ». Llevábamos los productos a la Escuela Waldorf para vender a los padres de los estudiantes. Vender 30 Rand por día era un fortuna. Voy todos los jueves a la feria para comprar mis productos orgánicos Había un lugar desde el mercado y la demanda para crear un sistema íntegro. Yo prefiero conocer al productor. Los socios profesionales de Naturaleza y Progreso aceptan en sus contratos, participar en las actividades del SPG. El SPG funciona gracias a este acuerdo. Si la gente no acepta, la credibilidad del sistema sería cuestionada. Los productores que quieren unirse a SOPA deben declarar por escrito que van a ser orgánicos. SOPA da la capacitación en agricultura orgánica y en el estándar orgánico del Pacífico Si están convencidos, deben juramentar comprometiéndose con esta promesa y firmar. Cuidaré y protegeré mis recursos y el medio ambiente Amaré a mi prójimo y honraré a los estandáres. Mi tierra será productiva para que las generaciones futuras prosperen. La promesa, para los miembros de SOPA, es un compromiso en el que creemos En la mañana, después de rezar, decimos la promesa Después vamos a nuestros campos de papaya La promesa es un ejercicio espiritual. Como los productores están organizados los consumidores también quieren organizarse Por lo que se creó la cooperativa de consumidores ecológicos. Es una relación más cercana Cuando compro una fruta, sé quién es el productor. He visitado esa finca, sé que trabaja bien Cuando compro una lechuga, conozco al productor y su finca Hay una relación estrecha con los productores. La confianza es otro elemento del SPG. Se refiere a la integridad del agricultor. Al juramentar o firmar por escrito el agricultor se compromete con los valores compartidos. Los consumidores demuestran su compromiso siendo leales al mercado o siendo miembros. Veamos cómo funcionan los SPG. ¿Cuáles son los procesos básicos y cómo se realizan? Soy Eliane Anglaret, presidenta de Nature et Progrès Nature et Progrès es una asociación Una federación de 27 grupos, pronto 29 Estos grupos tienen productores miembros que usan el logo Tenemos miembros que no usan el logo: los consumidores. Ellos participan en la difusión y promoción forman parte del SPG, participan de las inspecciones. La oficina federal del SPG es nacional Esta compuesta por uno o varios representantes de cada comité local. La oficina federal del SPG otorga el logo con base en los estándares de N&P y sus reglamentos de uso Las solicitudes pasan por la unidad de certificación. Se envía un paquete informativo al solicitante que incluye estándar, estatuto, contrato y costos. Luego, la unidad de certificación asigna un comité local de SPG o un inspector para la visita de conformidad. Se usa el logo sólo después de la evaluación, aprobado por comité local y ratificado por unidad de certificación. Basado en su historial, se pide periodo de transición de 1 a 3 años. No hay regla general para la transición, es caso por caso. Al inicio del año, se envía un contrato para que firmen todos, nuevos y antiguos Al firmar se acepta respetar el reglamento para adherir a la ética de Nature et Progrès dar acceso a los documentos necesarios en la visita. Y participar en nuestra cultura colectiva. Después de la visita de evaluación, los miembros del comité local se reúnen. Los inspectores exponen el informe, hay una discusión sobre las prácticas y mejoras necesarias. El comité local SPG decide la certificación. Donde no hay comité por estar aislados otro miembro de la unidad evalúa. Hay una persona responsable de la inspección acompañada por otra persona, consumidor o productor. Puede ser un productor nuevo sin experiencia que gradualmente se va capacitando. Tenemos herramientas como el compás “NESO” Se aplica al final para llevar a otro nivel la evaluación y no sea sólo una simple inspección técnica. Es un enfoque global, agroambiental. En Gard, hay documentos de apoyo Son listas de chequeo para recordar qué hay que revisar. Trabajamos con transparencia, mejorando las prácticas. Lo que importa es lo que sentimos y la persona. Esto me sorprendió, que la persona visitada es quien señala las dudas de aspectos que ni nosotros lo hubiéramos notado. Indican cuál es el problema, se dialoga y encontramos soluciones en forma conjunta. Los inspectores llenan una hoja resumen. Esta hoja resume los productos certificados y los resultados, se resumen las no conformidades en la inspección. Si no las hay, se indican las mejoras hechas y las que se necesitan hacer. La hoja la firman el inspector y el productor visitado. Una copia queda con el productor y otra se envía al comité SPG y luego a la unidad de certificación. A nivel de la comisión local de SPG, la competencia es colectiva. Hay varios puntos de vista. Están los consumidores. Que no seamos productores no significa que no contribuimos. Hay productores de todas las áreas, nuevos y estacionales. Todo el conjunto constituye una inteligencia colectiva. Si hay no conformidades o fraude, o si hay preguntas llamamos a la oficina federal a través de la unidad de certificación que tomará nota del problema o error, para deliberar. La unidad delega la cuestion a la oficina federal, que representa los comités locales de SPG. Juntos discutiremos el caso y tomaremos la decisión sobre la certificación a favor o no, o pedir mejoras. Organizamos capacitaciones de inspección, al menos una vez al año. La gente se autocapacita en campo. Recomendamos que un productor nuevo participe en una o dos inspecciones Si está motivado puede ser más, pudiendo ser parte de un equipo nuevo o ya existente. Puede visitar fincas para saber del proceso de inspección y autocapacitarse gradualmente. En 2 ó 3 años, ya puede liderar una inspección. Ecovida funciona a través de sus núcleos regionales que son sus áreas de operación. Están compuestos por asociaciones de agricultores. Los núcleos tienen 5 o más asociaciones o cooperativas de agricultores y otros tienen organismos de asistencia técnica y ONGs Pueden tener su personal técnico Es en el núcleo regional donde pasan las cosas Los mercados de agricultores, reuniones, e intercambios técnicos son oportunidades de debate y decisión La red ofrece un espacio donde los núcleos se reúnen en Plenaria. Los núcleos se organizan y participan de estas plenarias con representantes para tomar decisiones adicionales a los de los núcleos. Cada dos años, se organiza un Encuentro Ampliado que reune 1500 a 2000 familias miembros de Ecovida para tomar decisiones, fraternizar y construir la identidad de la red La legislación brasilera establece el sistema orgánico, SisOrg. Los SPG son reconocidos al mismo nivel que la certificación de tercera parte. La Asociacion Ecovida para la certificación participativa es reconocida por el Ministerio de Agricultura para garantizar la calidad orgánica. Para ello, debemos tener registros requeridos por Ley. Tenemos una oficina que archiva estos registros elaborados en forma participativa por quienes hacen las inspecciones para generar credibilidad del producto. Estos registros son compilados por los núcleos regionales y enviados a Ecovida que organiza el material y lo reenvía al Ministerio de Agricultura A través de este proceso, los agricultores tienen el derecho de vender sus productos como orgánicos. El proceso de certificación de la red comienza con el grupo. El grupo tiene un consejo de ética que organiza inspecciones una vez al año mínimo, para ver si todo va bien y apoyar al productor en dificultades que puedan darse. Después, recibimos la visita de la comisión de verificación que significa que una vez al año, los productores de otro municipio vienen a visitarnos e inspeccionar nuestras fincas. Es un largo proceso que brinda más credibilidad que un técnico que visita la finca una vez al año, recolecta unas hojas y un poco de tierra y no regresa hasta el próximo año. El grupo es responsable en forma colectiva. Si un productor comete una falta grave, todo el grupo pierde la certificación. Yo participo en la coordinación de la certificación Ecovida El sistema Ecovida es participativo, todos participamos en el proceso de certificación los productores, consumidores, comerciantes, todos participamos. Ecovida está acreditada por MAPA, el Ministerio de Agricultura, para poder dar la certificación Al final del año, MAPA audita a Ecovida Primero, chequean la documentación. Luego, visitan algunas fincas para aprobar a Ecovida con el Ministerio de Agricultura Como coordinador del núcleo regional, soy miembro de la comisión de verificación que chequea la documentación y maneja la certificación. También apoyamos a las familias. Las inspecciones sirven no sólo para inspeccionar sino también para ayudar. Hay familias que empiezan y necesitan mucho apoyo. El intercambio entre núcleos nos ayuda a mejorar. Si un miembro de la red no es inspeccionado él se atrasa y puede cometer errores. Pero en la red, el productor está siempre activo y el proceso se corrige colectivamente En mi núcleo, somos cinco familias. Podemos mejorar nosotros mismos sin tener que ir a otro nivel de la red para pedir ayuda Se resuelve localmente. Primero, los productores del núcleo local se visitan entre ellos. Luego, los representantes del núcleo visitan a productores de otro núcleo. Nuestro sistema se basa en estos dos niveles de visitas entre pares En algunos núcleos regionales, los consumidores participan en las visitas Ellos representan el tercer nivel de verificación. Los consumidores verifican el trabajo realizado por los productores Luego, tenemos la documentación de los miembros con información de cada propiedad. Dirección, área de producción, tipo de producción certificada detalles de la familia productora, etc.. Esta información se ingresa a un archivo Excel donde están todos los miembros. Este documento confirma la certificación o la renovación de la certificación del núcleo. Tiene los nombres de las familias registradas en el Ministerio de Agricultura quiénes han sido visitados, y las firmas de todos de los agricultores visitados y de la Comisión de verificación de la red. Recibimos permanentemente documentos. Los 28 núcleos regionales envían constantemente documentos y nosotros procesamos la información. Luego, con la información completa, la enviamos al Ministerio de Agricultura. Si falta un documento, o no está claro, o si hay no conformidades contactamos al núcleo regional para clarificar. Luego, registramos a la familia en el sistema nacional de productores ecológicos Si cometo un error en mi propiedad Todos los miembros del núcleo local son afectados Tenemos que actuar correctamente porque todos nos hemos comprometidoel uno con el otro y con el consumidor. En el SPG son los mismos agricultores que garantizan que el sistema funcione. Las visitas de pares son realizadas en un grupo de 20 por ejemplo. Ellos visitan a todas las fincas y discuten los problemas con el agricultor o las no conformidades que puedan detectarse. Por lo que es estricto. Se aseguran que todos los productores cumplen con el estándar orgánico Pacífico, que está reconocido por IFOAM. Mi rol como coordinador y de mi colega Gerente de la Certificación, es el de proveer los certificados a los agricultores Confirmamos a los productores que han cumplido con las reglas Con el SPG, nosotros nos certificamos y aplicamos el reglamento orgánico del Pacífico. En lugar de traer un inspector independiente, la inspección lo hacen los pares En la asociación de productores orgánicos de Sabeto hay 7 fincas vecinas. Visitan cada finca con la lista de control para ver si están en conformidad con el reglamento orgánico del Pacífico. Los productores pueden decidir la frecuencia de las inspecciones pero la certificación de terceros es una vez por año, a veces dos si hay un problema. No se trata de competir con la certificación de terceros para ciertos mercados, ésta es indispensable. Para Nueva Zelandia y Australia, que no tienen los mercados regulados si el comprador confía en los SPG, se puede vender. Estamos en estrecho contacto con POETCom, la organización que controla y valida nuestro sistema. Además, tenemos a la Asociación Orgánica Fiji que también supervisa estos sistemas Gran parte del trabajo y toda la documentación detallada la hacen sólo los productores. Cuando vamos a POETCom y a la Asoc. Orgánica Fiji, ya tenemos hecho el grueso del trabajo. Ellos sólo garantizan que estamos respetando las normas hasta que avanzamos al próximo paso: ser certificados para la exportación. Como SPG, tomamos nuestras propias decisiones somos dueños del proceso en forma colectiva. Ninguna persona externa nos dicta qué hacer. La ventaja es que la feria nos puede ayudar a financiar y administrar el SPG. Lo que puede pasar es que la feria comience a manejar al SPG y decidir todo. De ser así, no sería más un SPG. Debemos hacer de todo para que los productores participen y que haya una estructura horizontal. El año pasado, votamos en un comitè que la decisión de quién es inspeccionado y cómo nos organizamos, no se decide sólo por la feria. La mayoría de quienes están en esta práctica no hemos sido capacitados sino en nuestras visitas a fincas, que es donde aprendemos. Enviamos el formulario a los productores, que se actualiza todos los años, porque pueden, por ejemplo, haber cambiado de proveedor de algún producto o insumo o tener nuevas producciones. El formulario es luego compartido con los miembros del comité antes de la visita. Una vez en la finca, se utiliza como guía para verificar. Nos guía para hacer buenas preguntas en todos los aspectos: producción, salud del suelo, medio ambiente. La agricultura ecológica no es sólo plantas y suelo, es también justicia social. El formulario pregunta si el productor está en conformidad con la legislación laboral Pregunta si la finca tiene especies en peligro y qué hace para protegerlas. Al final de la visita, resolvemos preguntas de haberlas. Es un sistema transparente: si algo no les gusta van directamente al productor y le preguntan por qué lo hace. La comunicación es honesta y transparente. Después de la discusión, hacemos una ronda de comentarios y luego damos una lista de acciones requeridas, por ejemplo, un análisis de suelo para hacer u otras correcciones que son necesarias. Luego, se da una decisión provisoria verbal. Yo regreso a la secretaría para asegurar que la documentación esté completa. Pedimos una contribución de 200 Rand a los productores para las visitas de campo Luego, emitimos el certificado orgánico al productor con la lista de la producción actual y la de la próxima estación. Según mi experiencia, no hay mejor sistema que el SPG que está abierto a todo el mundo. Estos elementos claves de los SPG hablan por sí mismos: Horizontalidad, Transparencia y Participación. La responsabilidad es colectiva y rotativa en el grupo. El grupo apoya a los productores para compartir información y definir las normas adoptadas. Los miembros tienen un buen entendimiento del reglamento y las consecuencias de no cumplirlo. Gracias a la documentación y las visitas participativas los mecanismos de verificación son accesibles a todos. La perspectiva del consumidor, a participación del consumidor en la agricultura es uno de nuestros principales beneficios y nos saca del aislamiento. En una inspección de tercera parte de 3 a 4 horas mostramos nuestras facturas, vamos al campo, pero no traen soluciones técnicas. Los SPG permiten sacar a la luz los problemas por los consumidores. Como agricultor en la visita compruebo si el suelo esta vivo y bien manejado, un consumidor verá si hay mariposas, aves, flores Así hay más coherencia y una visión completa de la finca. Hay sanciones, que son una guía referencial. No es algo simple, de tener el logo o no. Escuchamos los problemas y dificultades, les aconsejamos o damos un plan que les permita mejorar. Toma tiempo mejorar nuestras habilidades para progresar. Recuerdo mi primera visita. Estaba con un nuevo agricultor en la región revisando la finca de un agricultor más experimentado. Entramos al invernadero y encontramos unos tomates increíbles Empezaron a hablar del tema de la invasión de arañas rojas Hablaron de cómo resolver este problema. Al parecer, se puede simplemente pulverizar agua Y pensé : Esto es el futuro. Poder comunicar qué funciona y qué no. Esta es la recompensa. Los SPG permiten que los productores estén en contacto. En la visita de campo, hacemos inspección, recolectamos información de cómo funciona la finca buscando además soluciones a los problemas. En este proceso las familias se visitan, se ayudan para resolver problemas. Este proceso ayuda a mejorar la producción y adaptarse a cambios. El proceso participativo y el control social permiten que todos los agricultores, incluso pequeños, obtengan la certificación Con las visitas de productores y consumidores hay un mejor intercambio de conocimiento y técnicas de producción. El Proceso de Aprendizaje es otro elemento clave. Se realiza gracias al intercambio de experiencias y se vuelve una dinámica permanente del SPG. El logo es un reconocimiento, pero más importante es que el consumidor sepa qué significa. La agricultura está ahora solo en manos de los agricultores y vendedores de insumos No sabemos qué comemos. Si la gente conociera las granjas de mil vacas o de 350 mil pollos perderían su apetito y buscarian a un asociado de Nature et Progrès. Cuando tienes el sello Ecovida, tu producto es visto de otra manera por el consumidor. Tanto en la feria de productores como en otros canales de comercialización. Es una identidad para el producto y el productor. Cada iniciativa de SPG es única en su contexto. Los SPG tienen en común elementos y características clave. Los elementos clave, son: Visión Compartida, Confianza, Horizontalidad Transparencia, Participación, y Proceso de Aprendizaje. Las características, son: organizaciones de base, principios que mejoran las estrategias de vida, el compromiso de los productores, las normas concebidas por los actores, las consecuencias claras para las no conformidades, los sistemas de gestión y procedimientos documentados, los mecanismos para verificar la conformidad, la compatibilidad con la agricultura campesina, los mecanismos para apoyar a los productores, y sellos o etiquetas que demuestran la calidad orgánica. En todas las visitas, aprendemos de los otros. Esta es la razón por la que el sistema es tan importante. El mercado nos demanda estar certificados. Esta es la forma más práctica y económica para nosotros, pequeños agricultores. Hay iniciativas de SPG en más de 50 países. Hay diversos enfoques para desarrollar los SPG según el contexto. IFOAM - Organics International ofrece varias formas de apoyo a los SPG. Visita nuestra página web para mayor información. Traducción : Patricia Flores, Representante IFOAM - Organics International América Latina y el Caribe Subtítulos: Patrick German

Video Details

Duration: 56 minutes and 12 seconds
Country:
Language: English
License: Dotsub - Standard License
Genre: None
Views: 16
Posted by: ankeifoam on Oct 28, 2015

PGS 21Oct Eng 720p

Caption and Translate

    Sign In/Register for Dotsub above to caption this video.