Watch videos with subtitles in your language, upload your videos, create your own subtitles! Click here to learn more on "how to Dotsub"

Harmony Part III

0 (0 Likes / 0 Dislikes)
El surgimiento de la progresión de acordes, o progresión armónica, iba a ser crucial para el desarrollo de la armonía. A comienzos del siglo XVI vemos por primera vez en música impresa la prueba de progresiones armónicas pujantes y perdurables. En las cortes europeas la música de baile era extremadamente sencilla... Lo más llamativo parece ser un tipo de música que mostraba sólidos patrones armónicos. De estos patrones, dos de ellos se popularizaron al punto de recibir un nombre: passamezzo antico y passamezzo moderno. Ambos se basaban en el tránsito desde la tónica a la dominante, y de ahí a la tónica, otra vez. El patrón del passamezzo antico va como sigue: Este es el punto intermedio, la dominante. De ahí, volvemos a la tónica. Todo tipo de melodías encajaban en este patrón. Así es como el passamezzo antico está presente en la canción más famosa del siglo XVI: "Greensleeves". El señorial passamezzo antico fue bastante popular pero su sucesor... ...el passamezzo moderno, fue el que se convirtió en el verdadero "hit"... ...llegando a transformarse en la secuencia de acordes más solicitada de todos los tiempos. Quinientos años después de haber sido plasmada por primera vez, su influencia es todavía audible... ¿Cuál era el secreto de su éxito? Pues... mientras el passamezzo antico estaba escrito en un tono menor algo sombrío... ... el moderno disfrutaba de un luminoso espíritu en modo mayor. Es una progresión natural de acordes bastante orgánica. Introduce también un acorde más, muy importante, después de la tónica y la dominante, imaginativamente llamado "subdominante". La subdominante es el acorde que escuchamos en la segunda línea de Noche de Paz. Y aquí tenemos una canción más reciente con exactamente la misma progresión armónica. Sí. Incluso Blueberry Hill sigue el mismo patrón del passamezzo moderno. Toda la música basada en el patrón "moderno" usa solamente estos tres acordes: tónica, dominante y subdominante. La subdominante debe encajar perfectamente en el cuadro como una suerte de imagen espejo de la dominante... ... con la tónica ubicada en el medio como punto de apoyo, o equilibrio. Vemos que esta nota, Do, está cinco notas blancas más abajo que la dominante, Sol... ...y cinco notas más alto que la subdominante, Fa. La tónica está en la mitad, manteniendo el balance de poder. Tónica, dominante y subdominante, iban a ser tan cruciales y adquirir tal difusión en los siglos por venir... ... que se las llamó colectivamente "tríadas primarias", el equivalente en música de los "colores primarios" en la pintura. Gran parte del ir y venir de la música occidental se ha basado exclusivamente en las tríadas primarias, desde Vivaldi hasta Elvis. Hasta aquí hemos hablado de la armonía algo someramente, y no como realmente fueron las cosas hasta el siglo XVII... ... cuando una nueva e importante idea se coló en la Armonía: la disonancia. Disonancia es lo que ocurre cuando se hace colisionar deliberadamente notas que se supone no encajan... ... cuando, por ejemplo, pertenecen a la tríada equivocada. A través de los siglos, el asunto de la disonancia ha discurrido casi en un campo de batalla... Para comenzar, nadie sabe con certeza qué colisión de notas califica como disonancia y cuál no. En el Medioevo casi todo era clasificado como disonancia mientras que en el siglo XIX casi nada lo era. Mucho tiene que ver aquí, por supuesto, nuestro oído, que se ha ido acostumbrando a sonidos algo estrambóticos. Quien en la Edad Media hubiera escuchado "Purple Haze", de Jimmy Hendrix, habría terminado al menos desmayado, o quizá, muerto... Pero para nuestros oídos, no suena particularmente chocante porque hemos venido creciendo con ello. En realidad, en términos de disonancia pura, o notas discordantes, Purple Haze no tiene la última palabra. Todo comenzó con el choque de dos notas que en la Edad Media fue considerado una disonancia tan horrorosa... ... que la Iglesia lo llamó "el diablo en música". Pero este choque diabólico, aun al estilo de Bach, alrededor de 1700, fue considerado más o menos inofensivo... ... y en los tiempos de Wagner, y Tchaikowski, la era romántica, fue utilizado por todos los compositores. Entonces ¿el concepto de disonancia va penetrando en nuestras cabezas del mismo modo como nos acostumbramos a todo? La respuesta, al parecer, es que nos podemos acostumbrar a algunas disonancias pero no a todas. Hay piezas de música clásica escritas hace mucho tiempo que nos siguen pareciendo disonantes, hasta enervantes, por mucho que las hayamos escuchado. Tomemos esta pieza del compositor francés Pierre Boulez, escrita hace medio siglo. Este es el tipo de disonancia que la música popular evita como una plaga. En las manos apropiadas, sin embargo, el sutil uso de disonancias puede brindarnos uno de los mayores placeres en música... ... porque el punto es que la disonancia puede ser hábilmente usada y también hábilmente disfrazada. En tiempos en que la Iglesia tenía gran influencia sobre lo que la gente hacía... ... incluyendo lo que los compositores componían... ..la disonancia no era muy bien vista... ... de manera que esquivar las reglas se convirtió en un alegre juego para los compositores... deslizando disonancias hábilmente disfrazadas en medio de su música. Había lagunas en la ley, y los compositores las explotaron aplicadamente. Uno de tales "pases libres" fue un truco conocido como "las notas de paso". Las notas de paso son como los pasajeros en tránsito en un aeropuerto... ... porque como no están entrando al país ni quedándose allí... ... no pasan por control de aduanas ni se rigen por las mismas normas y restricciones... ... que las personas que están de veras entrando al país. De manera que algunas notas traviesas pueden ser incorporadas a los acordes... ... siempre y cuando estén claramente de paso en su camino hacia una nota próxima. Me explico: no esperaríamos escuchar esta nota... ... con este acorde... suena algo disonante. Ni siquiera el devoto JS Bach se las podría haber arreglado con esta impropia unión de notas, al menos no en el siglo XVII. Pero gracias a que las voces internas del himno germánico que vamos a escuchar... ... están "de paso" hacia otras notas cuando colisionan, su disonancia nos parece admisible. Este es el original. Vean si pueden reconocer los acordes en colisión... ...en la tercera línea, cuando el coro canta "zu dir schrei en wir aus Herz-ens-Be gier". Las notas de paso no desaparecieron cuando las normas sobre disonancia se relajaron con el pasar de los siglos. Sucedió simplemente que nuestros oídos se acostumbraron... ... corrigiendo la disonancia en nuestros cerebros automáticamente, ... o terminó por gustarnos, porque se nos hizo familiar. Seguramente no saltarías de alegría por armonizar esta nota... ... con este acorde poco amigable... ... a menos que la estuvieras tratando como una nota de paso... ...en su descenso por la escala... ...hasta aquí... o a menos que seas una suerte de rebelde. Arreglárselas haciendo uso de las notas de paso fue uno de los trucos... Otro fue la técnica conocida como "suspensión". Si las notas de paso eran como pasajeros en tránsito, las notas "suspendidas" son pasajeros que perdieron su vuelo... ... y están sentados en el lounge de salida esperando ser transferidos al siguiente vuelo. Las notas suspendidas son un tipo de disonancia que todos adoramos. En esta canción, todos los acordes permanecen "abiertos". Suspender una nota significa "detenerla" sobre un territorio de acordes a los que no pertenece realmente, ... creando así una deliciosa sensación de tensión. En "Without you" la melodía está hecha de puras suspensiones... ... de manera que en la primera frase: "No, I can´t forget this evening" ... ... la melodía se sostiene sobre acordes a los cuales no pertenece... ...y debe "resolver"... aquí. También... en la segunda frase: "nor your face as you were leaving"... ... sucede lo mismo. Sin estas notas que permanecen suspendidas, los versos habrían sonado así... No suena mal, pero es un poco elemental... ... la suspensión da en el clavo cuando la nota se sostiene el mayor tiempo posible... ... deslizándose en el último minuto hacia la nota correcta. Las notas suspendidas no son dominio exclusivo de corazones rotos de divas pop... La suspensión fue también el camino tomado por los compositores barrocos y del Renacimiento para colar disonancias en sus piezas... ... especialmente al cantar sentimientos de aflicción, o alivio, o pasión. Uno de esos compositores fue Antonio Lotti, autor de "Crucifixus" donde se las arregló para apiñar 49 suspensiones consecutivas... ... en una pieza que solo posee 41 compases.

Video Details

Duration: 12 minutes and 58 seconds
Country: United Kingdom
Language: English
Producer: Channel 4
Views: 73
Posted by: adagioconbrio on Jul 16, 2013

How music works, de Howard Goodall. Episodio La Armonía. Parte III. Subtitulado en español. Cortesía del blog La Belleza de Escuchar.

Caption and Translate

    Sign In/Register for Dotsub to translate this video.